Qué es la escoliosis ?


Partiendo de la idea que algunas curvas en la columna son normales, la escoliosis es la alteración de esas curvaturas.
La forma de evaluar estas curvas es el examen físico del paciente y las imágenes radiográficas.
En el examen físico se observan, a veces, desigualdad en la altura de los omóplatos, gibas (joroba) a nivel de la columna dorsal (la parte media de la columna) o desigualdad en la altura de las caderas.
En las radiografías nomales de frente se debe observar una correcta alineación de las vértebras y en el perfil se deben medir las curvas normales de cifosis y lordosis. Esto lo debe realizar un médico que se especialice en patología de la columna vertebral.
 
Generalmente las curvas son mínimas y no causan síntomas, pero en determinados casos, pueden ocasionar dolor, alteraciones repiratorias y/o cardíacas.
La escoliosis por lo general se desarrolla en la niñez o en la adolescencia pero también puede desarrollarse en la edad adulta. Cuando las alteraciones escolióticas pasan inadvertidas en edades tempranas pueden evolucionar a formas agresivas.
Se estima que el 2% de la población está afectada de escoliosis y aunque puede hallarse en ambos sexos es mas frecuente en el femenino.

Tipos de Escoliosis


La columna esta formada por 31 huesos vertebrales, entre cada una de estas vértebras se encuentran los discos intervertebrales que actúan absorviendo los impactos, estos discos a su vez estan formados por un núcleo blando y un anillo fibroso externo que contiene a dicho núcleo. Ambos componentes, vertebra y disco, forman una estructura en forma de "conducto o canal" que albergan y protegen a la médula espinal.

Normalmente se observan tres curvas principales en la columna vertebral vista de perfil, una lordosis o curva hacia adelante en las regiones cervical y lumbar y una cifosis o curva hacia atrás en la región dorsal. En el frente se observa una alineación perfecta.
La escoliosis es la alteración de esta configuración "normal".

La escoliosis puede ser de cuatro tipos:



1 - Ideopática: su causa es desconocida, se la divide a su vez en escoliosis infantil (desde el nacimiento hasta los 3 años), escoliosis juvenil (desde los 3 años hasta los 9 años), escoliosis adolescente (desde los 10 hasta los 18 años). De las tres, esta última es la mas frecuente, es decir la "escoliosis ideopática del adolescente" es la que se presenta en ese rango de edad y es de causa desconocida.

2 - Congénita: es la que se presenta al momento del nacimiento y generalmente está asociada a la mala formación de alguna vértebra.

3 - Degenerativa o del Adulto: es la escoliosis que pasa inadvertida en la juventud y que debido a lesiones propias de la edad adulta como ser, osteoporosis, degeneración discal, fracturas por compresión, etc., desarrollan la escoliosis en la adulté.

4 - Neuromuscular: es la escoliosis que se desarrolla acompañada de alguna alteración neurológica como ser parálisis cerebral o distrofia muscular.
Actualmente los tratamientos para la escoliosis han evolucionado y son mucho mas tolerados por los pacientes. Los mismos deben ser indicados por médicos especialistas en la patología ya que estan protocolizados (oséa para cada grado y cada tipo de escoliosis, hay un tratamiento determinado) por las distintas Sociedades Mundiales que se ocupan de la enfermedad.
 
 

Como hacemos el diagnóstico ?


Es importante ver a su doctor cuando se sospecha de escoliosis. Un diagnóstico temprano puede prevenir progresiones de las curvas. La escoliosis no tratada puede progresar aumentando la rigidez y la desviación, haciendo mas dificultoso su tratamiento.

La historia del paciente es muy importante, por lo que el médico realizará un pequeño cuestionario para hallar antecedentes familiares, probabilidad de progresión, nivel de crecimiento óseo y otros parámetros, al momento del examen. En los niños algunos datos que ayudan a determinar este creciemiento son el desarollo puberal y la menarca (primer menstruación).

Su doctor realizará también un examen físico completo en el que se evaluará el tono y la fuerza muscular, la postura, los rangos de movimiento y además se efectuará una evaluación neurológica básica con toma de reflejos y sensibilidad.

Las pruebas básicas son:

  • Icon 04

    Consiste en inclinar completamente el cuerpo hacia adelante y observar la simetría del torax y de los omóplatos.

  • Consiste en evaluar la alineación de algunas estructuras (hueso occipital, centro del torax y pelvis) mediante una plomada que se coloca en el hueso occipital. De estar la columna balanceada, estás estructuras coinciden en la misma línea.

    Observe en la imagen como el centro de la columna cervical está desplazado ligeramente.

    A esto se denomina Adams positivo.

  • Se mide el espacio (triángulo) que se forma entre ambos miembros superiores y el tronco. De no existir desviaciones este sector debe ser simétrico.

    En la imagen estos dos espacios se observan marcadamente asimétricos debido a que la curva de la columna desalinea el tórax.


Radiografías:

Comunmente se solicita un estudio que incluye los cuatro sectores anatómicos de la columna (cervical, dorsal, lumbar y sacro)llamado espinograma, tanto en el frente como de perfil. Generalmente esta radiografía incluye a su vez la pelvis.



Tratamientos


Niños y Adolescentes

Es importante recordar, como se explicó al comienzo, los tratamientos están Mundialmente estandarizados según los diferentes tipos de escoliosis, los grados de desviación, el pronóstico de progresión y la edad de los pacientes.

El tratamiento no quirúrgico consiste en la colocación de métodos externos de contención que se utilizan para tratar de evitar la progresión de las curvas escolióticas. Estos dispositivos llamados corsé (brace en inglés y corset en francés), se colocan a medida, con las especificaciones que indique el médico tratante, deben ser mantenidos durante la mayor parte del día y controlados cada seis meses aproximadamente. Durante el tratamiento el niño contina con sus actividades de forma normal.


Adultos

En el adulto la escoliosis puede ocasionar dolor, progresión de la curva y dificultades respiratorias. Estos síntomas deben ser tratados y controlados con analgésicos de diferente tipo, ejercicios y quinesioterápia.

Los corsé generalmente no son de utilidad en el adulto, tanto para controlar la progresión como para limitar el dolor. La mayoría de los pacientes adultos no requieren cirugía.